Thinkers & Doers.

10 principios del buen diseño de Dieter Rams

El diseño, que se especializa en lo estético y útil, es un arte que todos debemos saber apreciar. Desde la arquitectura, pasando por la moda y hasta llegar a la imagen que ves en Instagram, son procesos creativos que intentan expresar algo de la manera más atractiva. 

Si hablamos de expresar, hablamos de transmitir. Por lo tanto, eso que queremos comunicar debe ser funcional para que pueda llegar el mensaje correctamente. 

Uno de los expertos del diseño en funcionalidad y belleza estética es el diseñador industrial Dieter Rams. Quien, a través del resultado de sus procesos creativos, ha impartido principios básicos para crear un buen diseño. En especial, en los electrodomésticos que han sido su objetivo principal, pues, ha diseñado televisores, radios, afeitadoras y más, desde sus comienzos. 

Sin más preámbulo, te exponemos los 10 principios del buen diseño de Dieter Rams 

1. El buen diseño es innovador.

Las posibilidades de innovación no se han agotado en absoluto. El desarrollo tecnológico siempre ofrece nuevas oportunidades para el diseño innovador. Pero el diseño innovador siempre se desarrolla en tándem con la tecnología innovadora, y nunca puede ser un fin en sí mismo.

2. El buen diseño hace a un producto útil 

Un producto es comprado para ser usado. Este tiene que satisfacer ciertos criterios, no solo debe ser funcional, sino también estudiar aspectos psicológicos y estéticos. Un buen diseño enfatiza la utilidad de un producto y omite cualquier cosa que pudiera restarle esos principios. 

3. El buen diseño es estético 

La calidad estética de un producto es parte integral de su utilidad porque son usados cada día y tienen efectos en las personas y en su bienestar. Pero solo aquellos bien ejecutados pueden ser hermosos. 

4. El buen diseño hace un producto entendible

Ser claro con la estructura del producto. Mejor aún, el producto debe expresar claramente su función haciendo uso de la intuición. En el mejor de los casos, se explica por sí mismo.

5. El buen diseño es discreto 

Los productos que cumplen un propósito son como herramientas. No son objetos decorativos ni obras de arte. Por lo tanto, su diseño debe ser a la vez neutral y sencillo, para dejar espacio a la autoexpresión del usuario.

6. El buen diseño es honesto 

No hay que hacer parecer a un producto más innovador, poderoso o valioso de lo que realmente es. No manipula al consumidor con promesas que no se van a cumplir. 

7.  El buen diseño es de larga duración 

Evita estar a la moda y por eso nunca parece anticuado. A diferencia del diseño de modas, dura muchos años, incluso en la sociedad de hoy, de usar y tirar. 

8. El buen diseño es minucioso hasta el último detalle

Nada debe ser arbitrario o elegido al azar. El cuidado y la precisión en el proceso de diseño muestra respeto hacia el consumidor. 

9. El buen diseño es respetuoso con el ambiente. 

El diseño hace una importante contribución a la conservación del medio ambiente. Eso conserva los recursos y minimiza la contaminación física y visual durante todo el ciclo de vida del producto.

10. El buen diseño es el mínimo diseño posible

Menos pero mejor. Porque se centra en los aspectos esenciales, y los productos no están cargados con elementos no sustanciales. De vuelta a la pureza, de vuelta a la simplicidad.

Así, Dieter Rams nos enseña que el diseño es un arte que debe ser meticuloso y estructurado para que cumpla funciones, sin irse por otras ramas. Si quieres que tus productos sean exitosos, entendibles y perduren en el tiempo. Debes seguir los 10 principios del buen diseño de Dieter Rams. 

Si te gustó Dieter Rams, compártelo y si todavía te quedan dudas o quieres consultar algo con respecto al diseño, escríbenos. info@elestudio.cl

Top