We are change makers.

Círculo Dorado de Simon Sinek

El corazón de cualquier empresa. Crea tu propio Círculo Dorado.

A todos nos gustaría conocer la fórmula mágica para el éxito de nuestra empresa o emprendimiento, ¿cierto?; pero bien sabemos que no existe. Sin embargo, hay un método que ha sido comprobado por empresas realmente exitosas y ha dado frutos valiosos; nos referimos al Círculo Dorado. 

Esta teoría fue acuñada por Simon Sinek, escritor y motivador, que se ha convertido en referencia e inspiración para los emprendedores y pequeños empresarios alrededor del mundo. Así mismo es uno de los escritores más influyentes en el ámbito del marketing digital

Pero… ¿Qué es el Círculo Dorado de Simon Sinek?

Conocido como Golden Circle es una de las estrategias de marketing más conocidas y poderosas – según algunos expertos -, que es aplicable a cualquier modelo de negocio. La idea de esta estrategia es detectar los objetivos en lo que se debe centrar la mayor parte de los esfuerzos y cómo hacerlo. 

Sinek ha comentado que esta metodología trata de explicar la diferencia entre los líderes y las organizaciones que generan lealtad y movimientos sociales. El Círculo Dorado nace tras el análisis del porqué algunas marcas satisfacen y otras general una lealtad y deleite de los clientes. 

El objetivo principal es desarrollar o crear el valor de una idea, producto nuevo o negocio; pero, en este caso, no enfocado desde la teoría y el papel, sino se desarrolla a través de la práctica, enfocándose siempre en deleitar a los consumidores y maximizar los resultados. 

Esta estrategia fue desarrollada principalmente basándose en el comportamiento biológico del cerebro, más que en la psicología. Es decir, el cerebro humano funciona de una forma muy cercana a la descrita por Simon Sinek y el Círculo Dorado; que se basa en tres grandes círculos que representan tres preguntas que corresponden a la forma más habitual de la comunicación humana qué, cómo y por qué, con una composición particular que permite ser aplicada a las empresas. 
El cerebro humano funciona de una forma muy parecida, en la parte más superficial tenemos la capacidad para descifrar acertijos, comunicarnos, calcular, ser racionales, mientras que en la parte interna se desarrollan los impulsos emocionales e intuitivos.

Ahora veamos la estructura del Círculo Dorado:

El Qué: es el primer y más grande de los círculos. ¿Qué haces, qué brindas?

En esta sección se debe describir el qué de la empresa. Normalmente siendo el más fácil de comprender y lograr. 

Se debe abordar con un enfoque pragmático. Abordar los productos, servicios, industria e incluso los competidores que se tienen. La idea es describir qué se vende o a qué se dedica tu empresa, de forma específica y sobria, sin apelar a las emociones; siempre enfocándonos en la funcionalidad y características técnicas de lo que vendemos. 

Este primer círculo con el fin de hablarle a la parte racional de nuestro consumidor, que, si bien, no es lo más importante, es uno de los pasos más necesarios para vender.

El Cómo: más pequeño que el anterior y se encuentra dentro de él. Cómo lograr tus objetivos.

Esta sección es un poco más difícil de comprender o aplicar. Menos personas logran desarrollar de manera correcta y exitosa esta segunda parte de la estrategia.

Se trata de desglosar la forma en la que se cumplirán los objetivos o venderemos nuestro producto/servicio. Paso a paso explicar la estrategia y plan de acción para cumplir el Qué
Se describen los pilares y valores fundamentales de tu empresa, y a partir de ellos se traza el camino de cómo llegar al Qué.

El Por qué: el más pequeño de todos los círculos, y en el centro. ¿Por qué haces lo que haces?

Cuando decimos centro nos referimos tanto al centro físico de la graficación, como el centro, base e inicio de esta estrategia. 

El Por qué es, según Sinek, el inicio para poder llevar a cabo de manera exitosa esta estrategia. Antes de definir el Qué y el Cómo, se debe desarrollar el Por qué. Lo que hace que este círculo se convierta en el más difícil de ejecutar, e incluso a veces, de comprender. 

Esta es la razón, creencia o justificación que guiará el desarrollo de todos los demás. Son los valores, principios, propósitos que guiarán toda la estrategia. Es la emocionalidad asentada, que guiará a tu empresa. 

¿Por qué es el centro? Pues porque si nos enfocamos en vender desde el por qué, más que desde el producto llegamos más directamente al consumidor. La mayor parte de las compras se hacen desde lo sentimental: porque me gusta, lo quiero, me hace sentir bien, etc. Y luego analizamos los beneficios técnicos y cualidades, para terminar de tomar una decisión. 

Circulo dorado, Simon Sinek
Circulo dorado: Simon Sinek

Ahora, ¿Cuáles beneficios nos otorga el Círculo Dorado?

El desarrollo de esta estrategia se centró en la diferenciación entre una empresa que cumple los objetivos y una que los cumple y los supera. La idea del Círculo Dorado es sobresalir entre los competidores. No solo vender y generar ganancias, sino vender y que tu consumidor pase a ser tu aliado más importante, crear una relación con ellos, sea online u offline. 

Según Simon, las empresas u organizaciones más exitosas son aquellas que logran alinear todo en torno del por qué. Transmitir a la audiencia a los consumidores una misión que les inspire y que vaya mucho más allá del qué comprar y cómo comprarlo, respondiendo a la pregunta de “¿por qué comprarlo?”. Yendo en contra de la visión más convencional del marketing, que tradicionalmente se enfocaba en el qué, por encima de todo. 

Al iniciar tu estrategia explicando la razón de ser de tu producto, servicio o empresa, y poco a poco avanzar hasta él en sí mismo, creas un vínculo de mayor empatía más fuerte con tu consumidor. Al establecer la conexión sentimental y desarrollar la confianza de tu audiencia, se forjan vínculos mucho más estrechos. 

El resultado final de estos lazos y vínculos viene siendo la fidelidad, recompra, promoción y referencia de tu marca por encima de cualquiera de tus competidores. Siempre y cuando tu audiencia se identifique con tus valores, pilares y razón de ser. Para ello es muy importante tener definido muy bien tu target, tu cliente ideal.

Cómo aplicar el Círculo Dorado a tu proyecto

Lo más importante es transmitir la esencia de tu empresa, su razón de ser, con el fin de que las personas comprendan de la mejor manera lo que haces o pretendes hacer. De acá parten las campañas de marketing que se implementarán. 

Al momento de compartir cualquier tipo de contenido – preferiblemente de valor para tu audiencia -, debes enfocarte en la motivación inicial de la empresa, y usar esto como base para todas las comunicaciones que se deseen tener, tanto internas como externas. Teniendo siempre presente el impacto que este tendrá en los consumidores. 

En este punto inicia la aplicación del Cómo. Una vez bien establecida la razón, debemos desarrollar la forma en la que haremos llegar esta información: cuáles medios, dar forma al mensaje, adaptarlo a las plataformas, medios y tonos de voz que debamos usar. Basándonos en nuestro target y segmento definido (¿a quién le hablamos?), y teniendo en cuenta el impacto que este tendrá en ellos. La idea es que se cree contenido con el fin de generar intriga o mayor interés en tu contenido y, por ende, en tu proyecto. 

*descarga un template para crear el Buyer Persona de tu empresa.

Así mismo, el Cómo debe tener objetivo crear y desarrollar el engagement, con el fin de abrir más oportunidades de negocio. Y sumándole el Qué de manera atractiva, podrás generar una gran comunidad de consumidores activos.

Es importante entender que para llevar a cabo de manera exitosa esta estrategia, debemos sumarle estrategias más específicas de Marketing, que apoyen y refuercen el Círculo Dorado. Por ejemplo estrategias de Inbound Marketing o Marketing de contenidos. 

¿Te gustaría comenzar a aplicar el Círculo Dorado en tu proyecto?

Con gusto te ayudamos en el proceso.

Top