I´m born to fail, and you?

Nacidos para fallar

Cuando estudiamos el error es castigado, cuando trabajamos el error muchas veces es imperdonable y en el amor el error suele ser doloroso. Es obvio que errar nos nos gusta mucho, sin embargo nada se construye sin él.

Hay magia en equivocarse. La vida es un camino repleto de malas decisiones o mejor dicho lecciones, esperando llegar a ti. Nadie nos enseñó la otra cara de la moneda, el transitar con cierto cariño el «meter la pata», la innovación no sería posible sin haber intentado el método 25 mil veces y haberlo hecho mal. La creatividad muchas veces se inspira de una experiencia no tan placentera.

Animarse a abrazar el error, y la incertidumbre posiblemente sea una de las más valiosas herramientas para enfrentar el mundo.

Abrazos Change Makers!

Únete a la conversación

1 comentario

Dejar un comentario

Top