We are change makers.

Color y Marketing

Como bien conocemos, el marketing es la suma de acciones, estrategias y herramientas utilizadas para promover un producto, marca o servicio. Así mismo sabemos que de la mano del marketing debe ir el branding y por ende el diseño gráfico. 

Por otro lado, también sabemos muy bien que el color nos rodea, está en todos lados, por lo que pasa a ser una parte sumamente importante de nuestra vida. El color nos llama la atención, nos transmite sentimientos, atrae recuerdos y da sensaciones en sí mismo.

Si esto es así, quiere decir que de la misma forma juega un papel fundamental en el desarrollo e implementación de las estrategias de marketing y branding. 

Para hablar más a fondo sobre el tema, primero debemos conocer más a fondo el color y su teoría.

Teoría del color

Ya que el color nos rodea y es fundamental para la vida, se le tuvo que crear, como a todo las áreas fundamentales de la vida, su propia teoría, explicación y desarrollos. 

Esta en particular tiene sus orígenes a finales de 1660, cuando Isaac Newton crea el primer círculo cromático en su primer estudio de los colores, explicando así que “la luz es color”. Desprendiendo este principio de los colores del arcoíris que se desprende de la luz al atravesar un prisma. Describiendo cómo se crea el color que vemos los humanos. 

Más adelante, en 1810, Johan Wolfgang Von Goethe, acuña por primera vez el término “teoría del color”, siendo el título del libro en el que explica la relación entre los colores, cómo se conectan y complementan entre sí: el círculo cromático. 

Posteriormente, Maxwell (entre 1855 y 1860) profundiza en los estudios del color y determina los colores primarios, secundarios y derivados.

En resumen lo que plantean los estudiosos del color es que el mundo -se podría decir- que es incoloro, pero al recibir los rayos de luz cada una de las cosas (materia) refleja ciertos rayos y otros los absorbe, lo que genera los colores que vemos. Es por ello que en la oscuridad cuesta mucho más distinguir cada uno de ellos. De la misma manera, con la teoría del color se determinan varios tipos de colores, distintas categorías en las que se pueden separar, algunos son:

  • Primarios, secundarios y terciarios
  • RGB y CMYK
  • Cálidos o fríos
  • Y muchos más…

Pero para entender de mejor manera cómo se relaciona el marketing con los colores en necesario que vayamos más allá de las teorías estrictas del color y comencemos a conversar sobre

Psicología del color

La psicología del color es un principio que nos propone que cada color nos transmite alguna sensación, sentimiento o nos conecta con algún recuerdo; igualmente la combinación de ellos. 

Nace luego del desarrollo de la teoría del color, después de que se hayan sentado las bases científicas  básicas de lo qué es y cómo funciona el color; los psicólogos iniciaron los estudios para entender cómo estos afectan a la humanidad.

Como ya hemos comentado, es parte fundamental de nuestras vidas, por ende genera ciertas reacciones en cada uno de nosotros. Las que pueden cambiar dependiendo de nuestro entorno, cultura, creencias, vivencias o muchos otros factores. 

Tras diversos estudios se ha demostrado que hay ciertos patrones con respecto al color son repetitivos en la mayoría de las poblaciones, condicionados por temas culturales, sociales, económicos, etc.

Dentro del círculo cromático podemos encontrar gran variedad de connotaciones para los colores, más divisiones (además de las que se dieron basadas en la teoría del color), asociados a la psicología. 

Existen colores que transmiten alegría, tristeza, emoción, miedo; algunos representan la naturaleza, con la creatividad o con la rigidez. Y de la misma manera están los colores que se asocian con estatus o incluso nivel económico: realeza y el poder, clases medias, estándar o incluso con la pobreza. También existen colores que impulsan la compra, estimulan el apetito o llaman la atención de sobre manera.

De los estudios psicológicos se han determinado algunos significados -más o menos- universales que se le atribuyen a los colores. Siempre recordando la subjetividad y entorno en el que se encuentre el target o sujeto al que se dirige.

¿Cómo se relaciona el color con el marketing?

Al asociar los colores con ciertos momentos, acciones o incluso comportamientos, una de las áreas en las que más se aplica la psicología del color es en marketing. 

Como lo explica el Círculo Dorado de Simon Sinek, solemos creer que se toman las decisiones de compra desde el consciente y lo racional, pero por lo general nuestras emociones son las que dan los pasos iniciales o finales al comprar. Por lo que se debe generar una conexión más allá de la cognitiva con los clientes. 

Inicialmente debemos crear marcas que se diferencien de la competencia, que puedan crear conexiones especiales y duraderas con sus audiencias y clientes: estamos hablando de tener un branding bien pensado

Luego se deben desarrollar estrategias de marketing en las que se apelen a las emociones y a la razón. Estrategias llamativas en contenido, destacando los productos/servicios y que a la vez estimulen los sentidos. Para ello una gran herramienta es aplicar el color a tu favor. 

Según varios estudios se ha determinado que de las campañas exitosas, 85% del crédito se lo lleva la selección de colores para la campaña y la marca en sí misma. Utilizar colores que representen tu marca y/o producto de forma inequívoca y que a la vez transmitan de forma no verbal lo que deseas comunicar.

Acá te dejamos una lista de algunos significados universales que se le dan a algunos colores. Ten en cuenta siempre el entorno, cultura y subjetividad de cada individuo, porque estos significados pueden variar. 

  • Color blanco: generalmente se asocia con inocencia y pureza, evoca la calma y persistencia. Significa igualdad y unidad. 
  • Color negro: Normalmente ransmitr elegancia, nobleza, sofisticación, o tal vez un toque de misterio. Es autoritario y puede evocar emociones fuertes. Al contrario que el blanco es la ausencia total de luz. 
  • Color gris: Por lo general representa la neutralidad. No carga visualmente y utilizado el la justa medida puede transmitir elegancia y lujo. Pero se debe ser cuidadoso porque al utilizarse prominentemente puede evocar tristeza y melancolía, como un día de lluvia. 
  • Color amarillo: Está relacionado con la inteligencia, fomenta la creatividad, muy luminosos y cálidos. Se asocia con la felicidad, la riqueza, el poder, la abundancia, la fuerza y la acción. Aunque también puede llegar a representar envidia, ira y traición. 
  • Color rojo: Es un color muy intenso, apasionante, se asocia a la estimulación, la pasión, la fuerza, la revolución, la virilidad y el peligro. Dependiendo del contexto que se le de puede ser un color que represente cosas muy buenas o muy malas. 
  • Color naranja: Color cálido, activo y dinámico, que actúa como estimulante de los tímidos y tristes.También puede relacionarse con la lujuria y la sensualidad, con lo divino y la exaltación. Posee fuerza activa, radiante y expansiva. 
  • Color azul: El color frío por excelencia. Simboliza la frescura, la calma y el reposo (como el cielo), se le asocia con la inteligencia y las emociones profundas, con la amistad, la fidelidad, la serenidad… Si es muy claro denota optimismo y pureza. Pero, de la misma forma, se le puede dar connotaciones de tristeza, de lo desconocido, miedo y frialdad.  
  • Color violeta: Es el color del misterio, de la lucidez y reflexión. Tiene que ver con lo espiritual y emocional. Es un color asociado a la elegancia y el prestigio, si es bien utilizado. Además de asociarse a la nostalgia, la transformación e incluso algo de magia oscura. 
  • Color verde: Asociado a la naturaleza y la vegetación, lo fresco y lo sedante. Representa la juventud, vitalidad y esperanza. Pero a su vez, la suciedad, enfermedad y en algunos casos maldad. 

Si quieres impulsar tu marca implementando el color de forma estratégica para tu marca, no dudes en contactarnos. 

¡Con gusto te ayudaremos!

Top